Cuidarse en Navidad: 10 consejos imprescindibles y saludables

cuidarse en navidad

¿Quién no ha engordado un par de kilitos en Navidad? Es una época de excesos, sobre todo con la comida y la bebida. Pero, aunque creamos que luego no es difícil recuperarse, la verdad es que puede ser complicado volver a la normalidad después de las fiestas.

 

Si no quieres que las celebraciones te pasen factura, ten en cuenta estas diez recomendaciones para Navidad que te ofrecemos en Décimas. ¿Cómo cuidarse en las fiestas navideñas? ¡Toma nota!

 

¿Por qué seguir cuidándose en Navidad?

Es muy importante cuidarse en Navidad, tanto desde el punto de vista de la alimentación y del deporte como de la salud mental, porque hay muchas personas que se estresan sobremanera en esta época del año.

 

Es tiempo de disfrutar en familia y con amigos y no de cometer errores que después podemos lamentar. ¿Por qué hay que cuidarse también en Navidad?

 

  • Porque introducimos alimentos que no son habituales en nuestra dieta y que contienen grasas, azúcares y sal.
  • Porque el consumo excesivo de alcohol es perjudicial para nuestro organismo.
  • Porque es una época en la que olvidamos nuestras rutinas de entrenamiento y eso dificulta que nos mantengamos en forma.
  • Porque descuidamos nuestro descanso y variamos nuestras rutinas de sueño.

 

Todos esos comportamientos que nos alejan de nuestro estilo de vida saludable pueden después pasarnos factura. De ahí la importancia de seguir cuidándonos en Navidad.

 

Tips para cuidarse en Navidad

¿Cómo cuidarse en Navidad si tenemos un montón de tentaciones a nuestro alrededor? Aquí tienes diez consejos que te serán de gran ayuda:

1. No saltarse comidas

Trata de hacer todas las comidas diarias, incluso en los días fuertes de la Navidad. Eso te ayudará a mantener tu rutina de comer en las cantidades adecuadas y no darte atracones. Y, por supuesto, recuerda que las frutas y verduras siguen siendo tus aliadas.

2. ¡Bebe agua!

Es muy importante que estemos hidratados durante todo el día. Es una época en la que se bebe alcohol y se come demasiado. Si no bebemos agua, nuestro cuerpo lo notará. Nuestro consejo es que bebas mucha agua y evites el alcohol en lo posible.

3. Haz comidas saludables

Que sea Navidad no significa que tengas que renunciar a tu alimentación sana y equilibrada habitual. Regula las cantidades, evita el exceso de grasas y equilibra los alimentos de tu menú (entrantes, primer plato, segundo plato, postre…).

4. Haz ejercicio

No pierdas de vista tu rutina de entrenamientos. Puede que tengas menos tiempo pero, en tal caso, es importante realizar aunque sea un poco de ejercicio moderado para no perder del todo el ritmo. Hacer deporte es fundamental para preparar tu cuerpo para los excesos de la Navidad.

5. ¡Cuidado con las cantidades!

Parece obvio, pero el hecho de que sea Navidad no significa que debas comer el doble de lo habitual. No te pases con las cantidades, sobre todo si el tipo de alimentos no son los que normalmente incluyes en tu dieta.

6. Evita los dulces

Un buen postre nunca está de más en estas fechas, pero es mejor que no abuses de ello. No repitas postre y elige mejor fruta que dulces si es posible. Un poco de turrón no pasa nada, pero comerlo todo el día es un gran error.

7. Paseos en familia

Cuando se complica lo del ejercicio, salir a dar un paseo de vez en cuando puede ser una gran alternativa. Disfruta de tu ciudad y de tus familiares mientras cuidas de tu salud con una buena caminata. ¡No dejes que la comida se apodere de tu cuerpo!

8. Mejor sin alcohol

Ya lo hemos dicho antes pero, aunque un brindis siempre viene bien, es mejor que evites el alcohol en la medida de lo posible. ¡Es el peor enemigo en estas fiestas!

9. Controla tu peso

No se trata de que te obsesiones con el peso, aunque sí de que lleves un control para no pasarte. De nada sirve subirte a la báscula al final de la Navidad para ver que has engordado cuatro kilos. Es bueno que vayas controlando el peso para que no engordes demasiado.

10. ¡Regala salud!

Si tienes que hacer un regalo, que sea para mejorar la salud de los demás. Un podómetro, un reloj inteligente o algún wearable que sea práctico y que ayude a tus seres queridos a seguir unos buenos hábitos durante todo el año. ¡Cuídate en Navidad y siempre!

Be Sociable, Share!
Etiquetas: , ,

Leave a Comment