Memoria muscular: qué es y cómo influye en nuestra rutina de ejercicio

Memoria muscular: qué es y cómo influye en nuestra rutina de ejercicio

¿Has dejado de hacer ejercicio durante un tiempo y te da miedo no dar la talla cuando vuelvas al gimnasio? No te preocupes, hay una cualidad de nuestro cuerpo que se conoce como memoria muscular y que te permitirá recuperar el tono en menos de lo que te imaginas. Descubre por qué.

 

¿Qué es la memoria muscular?

Se conoce como memoria muscular a la capacidad que tienen nuestros músculos para repetir movimientos de una forma fácil porque éstos ya los habíamos realizado anteriormente.

Este concepto hace referencia a la capacidad de los músculos para recuperar el rendimiento perdido durante un período de inactividad.

Se trata de una característica de nuestro sistema musculoesquelético que nos permite recuperar la masa muscular perdida durante un período de inactividad. Esto significa que, cuando dejamos de entrenar durante un tiempo y retomamos la actividad, nos será más fácil recuperar la masa muscular perdida, gracias a que las fibras de nuestros músculos guardan esa información.

Qué es la memoria muscular

 

Memoria muscular, ¿cómo funciona?

La memoria muscular se activa con ejercicio. Las rutinas de entrenamiento son las principales responsables del desarrollo de esa memoria muscular, de ahí la importancia de realizar actividad física de forma regular y con una intensidad mantenida en el tiempo.

Hay investigaciones que apuntan que la genética es otro factor implicado en el desarrollo de la memoria muscular, aunque también existe la teoría de que en el núcleo de las células de nuestras fibras musculares está la clave de este fenómeno.

En cualquier caso, los conceptos de memoria muscular e hipertrofia están vinculados, porque es así, con el crecimiento muscular, como las fibras de nuestros músculos ‘recuperarán la memoria’ más fácilmente.

Para entenderlo bien, las personas que ya han realizado una actividad previamente pueden recuperar su masa muscular más rápidamente cuando retoman ese mismo ejercicio que quienes nunca lo habían realizado antes.

 

Memoria muscular cómo funciona

 

¿Cuántos años dura la memoria muscular?

Los expertos aseguran que el tiempo que dura la memoria muscular de cada persona depende de diferentes factores como:

 

  • Edad a la que se dejó de hacer deporte.
  • Edad a la que se vuelve a ejercitar el cuerpo.
  • Tiempo transcurrido entre un momento y otro.
  • Tipo de alimentación.
  • Intensidad y tipo de actividad que se realice.
  • Factores genéticos y metabólicos.

 

En lo que no coinciden los expertos es en el tiempo que dura la memoria muscular. Algunos dicen que ese tiempo es de 72 horas, aproximadamente, lo que nos indica el período máximo de descanso que deberíamos tener entre un entrenamiento y otro si queremos que los resultados se consoliden o incluso que no se deterioren.

Sin embargo, estudios posteriores han determinado que la memoria muscular en humanos puede alcanzar desde los 15 años hasta toda la vida, pero eso dependerá de muchos factores.

 

Cómo mejorar la memoria muscular

Como decíamos anteriormente, las rutinas de entrenamiento son esenciales para desarrollar la memoria muscular de nuestro cuerpo.

Por eso se recomienda hacer ejercicio de forma regular y con una intensidad mantenida en el tiempo para que la respuesta de nuestros músculos sea mejor.

Podemos cultivar nuestra memoria muscular en el gimnasio con una rutina de ejercicios propuesta por monitores expertos que nos ayuden a mantener los músculos activos.

La mejor forma de mejorar la memoria muscular es hacer ejercicio regularmente durante un período prolongado de tiempo, para que nuestro cuerpo se adapte a esta rutina y, a la larga, cuando tengamos algún período de inactividad, después nos sea más sencillo recuperar la masa muscular.

 

Y recuerda que, igual que en los adultos, la actividad física en niños es esencial para un correcto desarrollo físico. Es la mejor manera de estar fuertes y sanos.

Be Sociable, Share!

Leave a Comment