¿A qué edad y cómo deben empezar a correr los niños?

El running es uno de los deportes de moda, por lo que los niños empiezan a mostrar interés por él desde que son pequeños. Salir a correr en familia es una forma de compartir tiempo de calidad y ponerse en forma, pero hay que hacerlo con cautela y adaptándose a las necesidades de los más pequeños.

¿A partir de qué edad puede correr un niño?

Es bueno que los niños comiencen a realizar actividades físicas desde que son muy pequeños, incluso bebés. Pero hay que diferenciar entre hacer ejercicios adaptados a cada etapa del desarrollo y entrenar un deporte pensando en la competición.

De este modo, los expertos recomiendan que los menores de cinco años no realicen ningún entrenamiento específico. A partir de esta edad pueden comenzar a practicar running adaptando las sesiones a sus capacidades físicas.

Correr entre los 5 y los 8 años

A esta edad los niños pueden correr distancias cortas, de un kilómetro como mucho. El ejercicio debe integrarse dentro del juego y dividirse en pequeñas sesiones de 50 o 100 metros cada una.

La mejor forma de incentivar la carrera es ofrecerles variedad, ya que los niños se aburren rápido de las actividades repetitivas. Elegir localizaciones diferentes y jugar al pañuelo, al escondite o al pilla pilla hará que se pongan en movimiento sin darse cuenta, les enseñará a cumplir reglas y, cuando pierdan, a gestionar el fracaso.

Correr entre los 8 y los 12 años

Con esta edad se pueden comenzar los entrenamientos de forma ligera y de corta duración. Es importante enseñarles a dosificar las fuerzas, ya que los niños tienden a correr a velocidad máxima, y empezar a mostrarles la técnica adecuada para evitar lesiones.

Correr entre los 12 y los 16 años

A partir de los 12 años la evolución de los niños es impresionante y pueden llegar a correr distancias de 5 kilómetros. Este es el momento de inscribirles en carreras populares para que comiencen a entrar en competición, si es lo que desean.

Los adolescentes deberán mantenerse en esta distancia unos años, ya que no deben correr más de 5 kilómetros hasta los 16 años. Para carreras de esfuerzo añadido, como los maratones, deberán esperar hasta la mayoría de edad.

Cómo elegir zapatillas de running para los niños

La elección de las zapatillas adecuadas es de vital importancia ya que si se hace mal se pueden provocar deformaciones o malos hábitos a la hora de pisar.

Se debe optar por unas zapatillas para correr resistentes, flexibles y que sujeten bien el pie, lo ideal es que se aten con cordones o velcros para evitar la sensación de que la zapatilla se sale.

Zapatillas running Tenth Easy Run para niño

La zapatilla de running Tenth Easy Run para niño se adapta a todo tipo de empeine, es flexible, transpirable y cómoda. La suela de caucho ofrece un buen agarre y es muy resistente. Para las niñas, las zapatillas de entrenamiento Easy Run cuentan con una suela flexible que facilita una pisada natural.

Zapatillas running Tenth Easy Run para niña

Cada dos o tres meses los pies de los niños crecen unos milímetros, por lo que hay vigilar que el calzado no se quede pequeño. Siempre tiene que quedar una distancia de entre 0,5 y 1,5 centímetros entre el dedo más largo y la puntera.

Be Sociable, Share!

This post is also available in: Francés Portugués, Portugal

Leave a Comment