4 beneficios de jugar al pádel

Seguro que alguna vez te has interesado por este deporte que cada vez tiene más adeptos. Debes saber que se trata de la actividad deportiva más practicada en nuestro país después del fútbol. En España hay cerca de 70.000 federados, un número que sigue creciendo también en otros países vecinos como Francia o Portugal, que han visto crecer el número de clubes y pistas de pádel de forma espectacular en los últimos 5 años. Además de contar ya con jugadores y jugadoras de pádel compitiendo en el circuito profesional de World Padel Tour, como la francesa Alix Collombon, nº 30 del ranking o los portugueses Ana Catarina Nogueira nº 9, o Diogo Rocha nº 82 del ranking WPT.

Pero, ¿por qué tiene tanto éxito este deporte? ¿Cuáles son los beneficios de jugar al pádel? Te lo contamos a continuación.

Pelotas de pádel Head Pro

1- El pádel es una actividad saludable física y mentalmente

Una forma de evitar llevar una vida demasiado sedentaria es comenzar a practicar algún deporte. El pádel es una buena opción ya que, además de mantenerte en forma físicamente y evitar que pases demasiadas horas sentado, estimula la mente, especialmente a medida que vas aprendiendo la técnica y estrategia del juego. El hecho de jugarse por parejas hace que esta faceta del deporte cobre cada vez más importancia a medida que aumentas tu nivel. Además, ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, por lo que es doblemente aconsejable después de trabajar, de clase, o simplemente cuando tengas un rato libre.

Camiseta de pádel para hombre Head

2 – Es un deporte intergeneracional

El pádel engancha a jugadores de todo tipo: niños, jóvenes, adultos… porque se puede empezar a jugar aunque no seas un deportista consagrado en ninguna disciplina. De hecho, es una de las pocas prácticas deportivas en las que puedes ver a familias completas jugando partidos. Existen escuelas de entrenamiento en prácticamente todos los clubes, donde se entrena a niños, jóvenes y adultos tanto en categoría masculina como femenina. No importa la edad, ni si quieres animarte a un partido mixto. Lo que realmente debes tener en cuenta a la hora de jugar es que el nivel de los cuatro jugadores sea similar.

Pala de pádel de Dunlop

3 – El pádel te permite ampliar el círculo de amigos

Existen un sinfín de clubes, escuelas y pistas municipales o privadas donde empezar. Poco a poco irás conociendo gente interesada en el pádel como tú. De repente, empezarás a inscribirte en torneos, clinics o clases y conocerás más sobre este deporte y las innumerables competiciones para amateurs a las que te puedes apuntar. Viajar con tus colegas de pádel para competir es algo que probablemente nunca habrías imaginado que pasaría, pero es realmente muy fácil que ocurra con este deporte.  Verás que, pasado un tiempo, muchos de tus contactos del móvil se apellidan “pádel”.

4 – El pádel es un deporte que no requiere mucha inversión

Unas zapatillas y una pala de pádel. Estos son los dos elementos básicos que debes conseguir para jugar al pádel sin problema. Las zapatillas de pádel deben contar con una suela rugosa, tipo espiga o puntos, para mantenernos bien agarrados a la pista, permitiendo deslizamientos cuando frenes, o cuando realices giros.

La pala es el otro elemento fundamental. Elige una pala de pádel que se adapte a ti, a tu fuerza y tipo de juego, control o ataque. Déjate ayudar por los profesionales cuando compres la pala, ya que es importantísimo su peso, y su material para evitar lesiones.

El resto es una cuestión de gustos, mientras que se trate de una equipación cómoda y transpirable que te permita moverte libremente.

El paletero es la bolsa donde guardamos la pala, las pelotas, la botella de agua, y otra ropa de repuesto para después del partido. Si tiene compartimentos será más fácil tenerlo todo organizado y listo para su uso.

Como ves, el pádel es un deporte absolutamente divertido que está esperando a que te animes a practicarlo.

Be Sociable, Share!

This post is also available in: Francés Portugués, Portugal

Leave a Comment