Cómo correr en casa

Es posible practicar muchos deportes individuales sin salir de casa, incluso si vives en un piso pequeño. Los que están acostumbrados a correr todos los días necesitan ese momento para estar en forma y poner en orden sus ideas. Aunque no cuentes con una cinta de correr, puedes mantener este hábito, no sentirás el viento en la cara, pero recuperarás las buenas sensaciones.

Antes de empezar con la sesión de running, asegúrate de:

  • Elegir una hora en el que no tengas interrupciones, el momento de correr debes dejarlo solo para ti.
  • Calzarte tus zapatillas para correr, estarás más cómodo y evitarás lesiones.
  • Hacer estiramientos para calentar caderas, cuádriceps, glúteos y espalda.

zapatilla-running-mujer

Correr en casa con una cinta

Si eres uno de los afortunados que cuentan con una cinta de correr en casa, mantener el hábito es mucho más fácil. Además, notarás menos que estás en casa y no en la calle.

La mejor forma de simular que corres al aire libre, es eligiendo una inclinación del 1%. Con esta inclinación realizarás el mismo esfuerzo que cuando tienes la resistencia del aire y gastarás más energía.

Correr en casa sin una cinta

Si no dispones de cinta en casa puedes correr, pero tendrás que variar un poco tus hábitos. Antes de empezar, asegúrate de despejar el espacio para centrarte solo en correr una vez hayas empezado.

En pisos muy pequeños, donde no es posible contar con un área grande para desplazarse, la opción para no perder la costumbre de correr, es hacer ejercicios sin moverte del sitio. Para correr sin desplazarte solamente tienes que, además de utilizar las zapatillas de running que mejor te van, realizar los movimientos de piernas y rodillas que haces cuando corres en la calle pero sin moverte del sitio.

En las casas más grandes o que incluso cuentan con jardín, se puede despejar una zona en la que poder correr con desplazamiento. Es importante elegir un lugar de la casa donde el suelo no resbale y que no sea de paso para el resto de personas que viven contigo. Corre de un lado a otro, toca el suelo, vuelve a posición erguida y repite. Para obtener los mejores resultados, haz 10 o 15 repeticiones a máxima velocidad sin parar.

Ejercicios complementarios a correr en casa

Es muy saludable correr en casa, pero no es lo mismo que correr en la calle, por lo que lo más recomendable es realizar ejercicios complementarios para fortalecer los músculos y no perder la forma.

  • Fortalece los pies flexionando y extendiendo los dedos, realizando rotaciones o combinando saltos hacia delante y hacia atrás y hacia los lados.
  • Haz ejercicios de cardio como saltos, sentadillas, o zancada.
  • Fortalece brazos y piernas practicando burpees, planchas o flexiones.

Correr aporta muchos beneficios a la salud, ya que ayuda a reducir el colesterol, aumentar la función pulmonar, fortalecer el corazón, perder peso y mejorar la autoestima. No te pierdas todos estos beneficios solo porque no puedes salir de casa.

Be Sociable, Share!

This post is also available in: Francés Portugués, Portugal

Leave a Comment