Cuidado de Zapatillas

Te presentamos una pequeña guía para que puedas cuidar de todos las zapatillas que compres en Décimas. Qué es lo más adecuado para su mantenimiento, así te pondrán durar más, y sabrás exactamente cómo actuar con cada tipo de material.

LAVADORAS

No recomendamos en absoluto el uso de este electrodoméstico para limpiar las zapatillas. Puede destrozar su color, verse afectadas por los daños, e incluso desteñir por alguna etiquta que puedan contener.

Puedes utilizar los quita manchas de la ropa, para intentar quitar algunos de los desperfectos que tengo tu zapatilla.

TEJIDOS

Para tratar los tejidos lo mejor es utilizar un paño, jabón neutro y agua fría. Hay que intentar evitar poner demasiada agua, de lo contraior esta estará empapada.

CHAROL ANTIC

La leche y el vinagre en algodón son ideales para limpiar las manchas de este tipo de tejidos. Recuerda frotar fuerte para darle más brillo.

Puedes utilizar también un cepillo de forma suave para que la suciedad vaya saliendo poco a poco.

Una vez limpiado, recuerda peinar el zapato en la dirección del pelo para que el color este uniforme.

ANTE NOBUCK SERRAJE

Todo este tipo de tejidos se les aplica un spray hidrofugante para intentar quitar las manchas que puedan tener. La crema para limpiar el calzado queda prohibida en todo caso.

Recuerda no dejarlas secar a la luz del sol, o de lo contrario el color de la piel puede decolorar.

NAPA PULL-UP BOXCALF

Hay que quitar primero toda la suciedad con un trapo. Todo lo que puedas hasta sacar brillo. Si utilizas una esponja y le aplicas crema incolora o del color de la piel, la limpieza quedará perfecta.

Pasar un cepillo no muy grueso y de manera no muy agresiva también puede servir para quitar la suciedad las zapatillas.

CUERO

Lo mejor para este tipo de material es eliminar el polvo con un trapo seco y dar brillo frotando. Las cremas incoloras o al mismo tono de la piel son perfectas. Si hay alguna mancha que no saliera, pásale un tapo húmedo con un poco de jabón.

Si lo prefieres limpiar con un paño, lo ideal es que utilices uno que no suelte pelusas, y que cuando termines de limpiarlos los dejes secar a temperatura ambiente.

ENGRASADOS

La grasa de caballo o las ceras naturales van muy bien para este tipo de materiales. Si pasas el cepillo y aplicas a la zapatilla el producto, quedará perfecta.

Aplica el reparador blanco con mucho cuidado . Agita el producto antes para que esté bien mezclado, y puedes utilizar una esponja para aplicarlo. Si las manchas no se van con una capa, prueba con dos.

Piel rectificada

Reparador

Paños & Esponjas

PIEL RECTIFICADA

Para este tipo de pieles lo mejor es utilizar un paño que esté humedo. Con él, vamos a intentar eliminar todas las manchas superficiales. Si las manchas no se eliminan tenemos que utilizar un reparador blanco.

SINTÉTICO

Utiliza un paño y con él frota suavemente las manchas hasta que vayan saliendo poco a poco. Una vez finalizado, sécalo a temperatura ambiente, pero no expuesto al sol.

El limpiarlas ayudará a que se elimine el mal olor que puedan tener y al mismo tiempo quitar todas las posibles bacterias que queden en nuestra plantilla.

PLANTILLAS

Las plantillas de forma independiente, también hay que lavarlas. Podemos limpiarlas con agua y jabón y dejarlas a remojo durante unas 6 horas aproximadamente. Fíjate en su etiqueta por si tuvieran indicaciones concretas.

Antes de meterlos en la lavadora, puedes cepillarlos para elimiar todas las partículas que pueden haber, y así podrás conseguir una limpieza total.

CORDONES

A diferencia de las zapatillas y de las plantillas, los cordones son la única pieza de nuestro calzado que sí podemos meter en la lavadora.