Todas las ventajas de correr de noche

A la hora de correr cada deportista tiene sus costumbres y elige el momento del día en que mejor se siente. Para algunos, correr de noche aumenta la percepción que tienen de su propio cuerpo, tienen menos distracciones y les ayuda a mejorar sus resultados. Para otros, es una necesidad cuando llegan los meses de invierno y las horas de luz son muy pocas.

De una forma u otra, son muchos los runners que salen cuando el sol ya se ha ido y es importante que conozcan todas las ventajas que tiene correr en esta franja horaria. Puede que, después de conocerlas, esperen al ocaso para salir incluso durante los meses de verano.

Libera el estrés y ayuda a conciliar el sueño

Después de un largo día de trabajo, calzarse las zapatillas de running puede ser el principal gesto antiestrés para un amante del deporte.

Zapatilla de running Adidas Supernova para hombre

Concentrarse en la carrera, en las zancadas o en la respiración ayuda a dejar la mente en blanco y olvidarse de cualquier problema que haya surgido durante el día. Al correr, liberamos energía y nos relajamos, por lo que será mucho más sencillo conciliar el sueño. Eso sí, evita salir a correr demasiado tarde o justo antes de ir a dormir si no quieres que el efecto sea justo el contrario.

Ayuda a absorber los nutrientes de los alimentos y a quemar calorías

Por la noche ya se han ingerido casi todas las comidas del día, y tanto los hidratos de carbono como las grasas se asimilan mucho mejor cuando se finaliza la jornada haciendo ejercicio.

Además, cuando se realiza una carrera continua unos minutos antes de la última comida del día, permitimos que nuestro metabolismo se active y continúe quemando calorías mientras descansamos.

Aprovecha el momento de mayor rendimiento del cuerpo

Al final de la tarde, el organismo cuenta con toda la energía que ha acumulado durante todo el día a través de la comida, por lo que el cuerpo está mejor preparado para hacer ejercicio. Por la mañana, sin embargo, la energía que tenemos se centra en desarrollar la actividad cerebral, por lo que, aunque no lo parezca, correr nada más levantarse supone un esfuerzo mayor.

Se disfruta de la tranquilidad y de un aire más puro

Cuando cae la noche el ritmo de las ciudades desciende: encontramos menos vehículos en la calle, las fábricas están cerradas y los aparatos de climatización empiezan a apagarse. Las últimas horas del día permiten que disfrutemos de un aire más limpio a la hora de hacer ejercicio.

Chaleco Tenth reflector para mujer

Además, se puede correr sin necesidad de esquivar transeúntes y con menos miedo a ser atropellado. De todos modos, hay que guardar precauciones y estar atento al entorno. Para facilitar que se nos vea a distancia se debe utilizar ropa adecuada para la noche, como un chaleco con detalles reflectantes.

Permite entrenar en grupo

La noche es el momento perfecto para aquellos a los que les gusta correr acompañados. En los tiempos que vivimos, resulta complicado cuadrar agendas, sobre todo por la mañana. Pero, una vez que las obligaciones han terminado, existen más probabilidades de encontrar compañeros de carrera.

Be Sociable, Share!

This post is also available in: Francés Portugués, Portugal

Leave a Comment